Consejos para navegar seguro por Internet

By | 14 abril, 2012

SeguridadEn plena era tecnológica, Internet se ha convertido en el escaparate perfecto para los usuarios. Entramos en páginas web para ver ropa, para realizar transacciones, ver nuestro saldo bancario, etc. No obstante, estás maniobras requieren que el usuario ingrese su cuenta de usuario junto con su contraseña. Estamos realmente seguros? Como podemos protegernos para evitar caer en el fraude?

Delante de tantas transacciones de datos, la gran mayoría de usuarios siempre me pregunta (mediante el canal del correo electrónico) que consejos podría dar sobre la navegación por Internet, sobretodo en el campo de la seguridad.

Pues bien, quisiera advertir que no hay una receta mágica para estar al 100% seguros, pero si que podemos advertir ciertas conductas para reducir al máximo el riesgo de infección, la aparición de conductas extrañas, lentitud en la navegación, etc… Todo esto, en los siguientes consejos:

HTTPS

  1. Asegúrate de ver HTTPS en la barra de direcciones: Cuando estés en una página web y tengas que utilizar datos personales, observa la barra del navegador para ver si hay varios símbolos que denoten que estás con conexión segura. Símbolos como por ejemplo un candado, seguido de las letras HTTPS (siglas de HyperText Transfer Protocol Secure, Protocolo seguro de transferencia de datos) te indican que no habrá fuga de datos cuando tengas que utilizarlos.
  2. Ten cuidado con los correos electrónicos:
    1. Se ha puesto de moda el llamado Phishing. Este termino inglés se utiliza para catalogar esos correos que suplantan la identidad de otra persona, empresa o institución; con el objetivo de recaudar información personal, como por ejemplo: cuentas bancarias, contraseñas, etc.
    2. Desconfía de aquellos correos que tengan un titulo indescriptible o que te los envíe una persona de dudosa credibilidad, como por ejemplo aquellos correos que contengan por título “Has ganado 1.000.000 €”. Esos correos no los abras, borralos sin ningún tipo de duda.
    3. Si tocas por accidente alguno de estos correos, asegúrate de no tocar nada de su contenido, sobretodo: ningún enlace ni tampoco ninguna imagen. Los remitentes tienen por costumbre poner enlaces que lleven a páginas web con contenido malicioso para tu ordenador. Por lo tanto, borralos sin vacilar.
  3. Dime por donde navegas y te diré de que te infectas: El sentido común es primordial cuando navegas por Internet. Vigila las páginas donde entres, sobretodo si no conoces quien está detrás. Páginas con contenidos de serials, parches (cracks) de juegos, contenido pornográfico, etc… Todas estas páginas son una fuente de infecciones impresionante.
  4. Vigila desde donde descargas software: Ten especial cuidado si tienes que descargar una aplicación. Existen páginas web que están programadas para aparecer en las primeras posiciones de Google incluso cuando no tienen el programa, gracias a que en su código fuente contiene un parámetro para que ponga en el titulo de la web (el campo title de HTML) el programa que buscas. Estas web tienen como objetivo que entres y te infectes. Para solucionar estos casos, os recomiendo que vayáis a webs especializadas, como por ejemplo Filehippo o Softonic (en este orden, mejor Filehippo que no Softonic, garantizado) para descargar aplicaciones.
  5. Password

  6. Mucho cuidado con las contraseñas: Los usuarios tienen por costumbre registrarse con contraseñas fáciles de recordar o que no son muy difíciles de descubrir. Luego llegan los lamentos con frases como por ejemplo “Me han entrado en mi cuenta” o “Alguien ha entrado y me ha borrado cosas”. Una buena contraseña tiene que estar formada por una combinación de letras, números y/o símbolos intercalados; con la precaución que no formen una palabra demasiado popular o demasiado sencilla (como por ejemplo el típico “123456″ o “blink182″). Y sobretodo recuerda: nadie te pedirá nunca tu contraseña. Y si lo hace, no la deis.

Consejos particulares

Y, una vez dichos los consejos acerca una navegación segura, vamos a por los consejos para que la experiencia sea más placida:

  • Vacía las cookies y los archivos temporales de Internet: Quieras o no, tu navegación deja un rastro en tu ordenador. Puedes vaciar todos estos archivos manualmente, gracias a las opciones que ofrece tu navegador; o puedes hacerlo mediante software, como por ejemplo ccleaner
  • Usa un buen navegador: Hacedme caso, olvidaros de Internet Explorer. A estas alturas hay mejores opciones que el navegador de Microsoft. Si particularmente estáis buscando el mejor navegador, os recomiendo Mozilla Firefox. (En este articulo tenéis las claves del porqué Firefox es el mejor)
  • Tened vuestro ordenador blindado ante cualquier amenaza: Si a pesar de haber seguido los consejos anteriores os habéis infectado, recomiendo que tengáis la máxima seguridad en vuestro PC. Hay Antivirus (gratuitos, no tenéis que pagar licencia) y AntiSpyware (también gratuitos) realmente buenos que cumplen con creces este objetivo.

Y recordad, si tenéis alguna duda o alguna pregunta, no dudéis en escribir un comentario.

ComparteloShare on Facebook20Tweet about this on Twitter49Share on LinkedIn16Pin on Pinterest0Share on Google+5Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *